Articulo de Diego Petersen en Milenio

septiembre 18, 2009

Tejer en bicicleta.

Contra viento y marea, la bicicleta sigue ganando espacio en la ciudad. Poco a poco, desde la Vía RecreActiva hasta lo paseos nocturnos y la primer ciclovía en Federalismo. En cinco años, la bicicleta, ese fantasma silencioso de dos ruedas, ha ido ganando su lugar. No podemos decir que ha ganado terreno, porque ese es de su “majestad”. En la Calzada Independencia no se le pudo ganar terreno al automóvil. En Federalismo se logró quitarle un cacho al estacionamiento de los carros para hacer los enlaces de cuadra a cuadra, pero en general hay una renuencia, miedo, a quitarle a los autos terreno para cederlo a las bicis. Lo que sí ha ganado la bicicleta, y el movimiento bicicletero, es un lugar en la discusión urbana, un espacio esencial en la construcción de una nueva visión de ciudad. Ningún urbanista serio se plantea ya el futuro de Guadalajara sin contemplar las bicicletas. Hace diez años eso simplemente no existía: el urbanismo eran pasos a desnivel, calles amplias, avenidas y bulevares.

La realización del Segundo Congreso Nacional de Ciclismo Urbano en Guadalajara es una señal de que algo se esta moviendo, y se está moviendo en dos ruedas. El que vengan a Guadalajara congresistas de más de quince ciudades del país y conferencistas de varios países, es sin duda interesante. Pero que cientos de tapatíos se reúnan en torno a este congreso para discutir el futuro de la ciudad y el papel de la bici, es de mucha mayor trascendencia. Lo que está en juego no es si las bicicletas deben o no convivir con los autos, ni qué tipo de ciclivías queremos, ni siquiera el papel de la bicicleta como forma de transporte, sino qué tipo de ciudad queremos en el futuro, cómo queremos vivir y cómo queremos convivir en ese espacio monstruoso que es la ciudad, el lugar común.

Subirse a la bicicleta hoy es hacer política. Cada miércoles y cada jueves, cada uno de los paseos nocturnos es una manifestación: las pancartas son las ruedas y las consigas los chiflidos. El gran aporte de los paseos, cada uno con sus características, ha sido la integración social. Para muchos de los participantes de los paseos nocturnos la bicicleta ha sido la forma de llegar y conocer puntos de la ciudad que le eran ajenos. Cada domingo la Vía RecreActiva es mucho más que un paseo: es un acto simbólico de apropiación del espacio público; un mitin a favor de la integración urbana, y un referéndum semanal por una ciudad distinta.

Hoy la bicicleta esta tejiendo lo que la infraestructura vial deshilvanó.

diego.petersen@milenio.com

Vía: milenio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: